Se ha producido un error en este gadget.

9 nov. 2017

Cuando me amé de verdad

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre: Autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es: Autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama: Madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es: Respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama: Amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es: Simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la: Humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama: Plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es: ¡Saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin


1 nov. 2017

estoy aqui

Una copa de vino, un paquete de pipas y Bridget Jones. Ese era mi plan del día festivo.
He de decir que por la mañana puse dos lavadoras y me fui a nadar una hora (y porque casi me echan de la piscina).
Cuando cambió mi vida tan drasticamente?
Aun recuerdo la ultima vez que paseaba por la playa casi de noche, recordando mis momentos, quizas con un poco de resaca de la noche anterior, y sabiendo que mi pequeño Krusty me aguardaba en casa.
Casa.... esa palabra se me antoja tan lejana....
Ahora...ahora vivo en un sitio, pero no lo considero casa. Creo que ninguna persona con dos dedos de frente llamaria a esto casa. O vida.
Es todo un poco mierda.
Pero sobrevivo. al fin y al cabo, es de lo que se trata, no?
De sobrevivir en este mundo frio y calculador. Donde si te sales de la norma, eres casi un marginado social. Donde te obligan a evolucionar hasta casi no reconocerte. Y
en ese punto me encuentro yo.

17 oct. 2017

Bambi

"-Bambi es alegre, no?-
-Hombre...yo como película alegre no la etiquetaría...-Muere la madre, vaya...-"
Añadir leyenda

12 oct. 2017

Salga el sol por Antequera


A aquel tiempo de luchas y fronteras se remonta la leyenda de la Peña de los Enamorados que recuerda el desatado amor entre una princesa árabe y un caballero cristiano. Las crónicas recuerdan que pocos años antes de la conquista de la ciudad un soldado del rey Fernando cayó preso en un pueblo próximo a la Antequera árabe. Hecho prisionero en las mazmorras de la alcazaba, una mañana recibió la visita de la hija del rey moro, una joven de belleza paralizadora conocida con el nombre de Tazgona que tras cruzar su mirada con el joven Tello cayó rendida por amor.
Desde ese día la princesa buscó toda suerte de excusas para bajar a diario a las mazmorras donde en compañía de su soldado urdieron juntos el modo de escapar no sólo de esa lúgubre cárcel sino de la ciudad. Tazgona y Tello eran conscientes de que pertenecían a reinos y culturas distintas, y que ni árabes ni cristianos verían jamás con buenos ojos su unión. Provistos con el amor como única arma, los jóvenes escaparon una mañana, pero pocos minutos después de la huida, al rey árabe llegó la noticia de la fuga.
El padre de la princesa Tazgona encabezó un batallón que trató de dar caza y muerte al soldado cristiano. La mala suerte quiso que ese mismo día las tropas cristianas asediaran Antequera, por lo que los dos amantes, acorralados e indefensos, decidieron subir hasta la cima de una afilada peña visible desde todos los caminos que conducen a la ciudad malagueña. En ella prefirieron arrojarse al vacío y despeñar sus cuerpos antes que separarse. Cogidos de las manos y ensangrentados, el rey árabe y el rey cristiano contemplaron a los amantes y angustiados decidieron declinar cualquier lucha para hacerse con el gobierno de la ciudad.

11 oct. 2017

Curiosidad

Es curioso como, movidas por el viento, unas láminas de cristal de una lámpara de techo, pueden sonar como el mar
Olha que coisa mais linda
mais cheia de graca 
é ela menina 
que vem e que passa
num doce balanco caminho do mar...

Una canción brasileña sonaba de fondo mientras ella se dedicaba a soñar. 
Después de tanto tiempo, esa fuerte sensación volvía a invadirla, y cada día lo veía mas claro.

De pronto se encontró bailando por la noche en la playa, mientras él la miraba sonriendo, pensando que estaba loca, pero le encantaba aquello.  Ella, de forma risueña, bailó hacia él y lo animó a bailar.
-Pero si yo no sé bailar...-
-No nos ve nadie, solo la luna...y si quieres, yo cierro los ojos-
El sonrió y la miró. Comenzaron a moverse bajo la tímida música que se escuchaba, y ella, haciéndose hueco entre su hombro y su cuello, se acomodó, y cerró los ojos, como le había dicho. 
-No entiendo de bailes, pero aún con los ojos cerrados, me haces sentir en el cielo-
El se paró en seco. María levantó la cabeza y se encontró la sonrisa más bonita del mundo.
-Sabes que te quiero, ¿verdad?-
-Ya sabes que tengo mala memoria, repítemelo- le dijo mientras reía.
-Te quiero, boba-
-Te quiero, grandullón- 

Ah! se ela soubesse que quando ela passa
o mundo sorrindo se enche de graca
e fica mais lindo por causa do amor.


Carrusel

El carrusel no deja de girar. Nadie tiene una memoria perfecta o completa. Mezclamos las cosas, perdemos la noción del tiempo, estamos en un sitio, luego en otro. Y todo parece un momento largo e inexorable. Entonces, ¿qué significa? ¿Qué estaremos olvidando? ¿Qué trozos nos perseguirán? ¿Nos harán daño? ¿Terminarán con nosotros? ¿Nos inspirarán? Como decía mi madre: El carrusel no deja de girar. No puedes bajarte