12 ago. 2012

El albayzín se estremeció...

Y mientras paseaban,vió algo que le resultaba muy cercano. Y de pronto, llegó a su nunca jamás. Y sonrió.