Se ha producido un error en este gadget.

15 abr. 2010

¿Porqué?


Siempre he querido responder a esa pregunta. Al porque de las cosas. Nunca he destacado en nada, me viene al pelo esa frase de Fito de "No tengo nada para impresionar, ni por fuera ni por dentro". Aunque dicen que todos tenemos un don....yo el mio lo sigo buscando. Tengo un recuerdo en mi mente que jamas se borrará de ella. La muerte ha estado siempre presente en mi vida, como en la de todos los demas. Pero yo hoy vengo a contar mi historia. Siendo yo pequeña, hubo un siniestro dominó. Primero un abuelo, luego el otro, y luego, un accidente de tráfico (malditos) que me dejó sin mi "heroe de leyenda". Demasiado duro. Siempre he sido una persona demasiado sensible, me afectan demasiado las cosas, y eso...no entraba en mi cabeza. Y tampoco me entraba en la cabeza ver a quien hechaban la culpa. Puta injusticia. -Adios Chiky, suerte en el examen de manaña.-Y me dio un beso. Y se acabó. No llegué a hacer el examen, vino mi madre a recogernos del colegio, llorando, asustada. El dia de su 18 cumpleaños, dejó este mundo atras. Me hundí. No queria coches, ni camiones, ni una guitarra, ni mi querida musica de los heroes.....eso solo agrababa la situacion. Muy poco a poco, el dolor se fue transformando en aceptacion, tambien porque le sentia cerca. Un dia de "todos los santos"(cuando yo era pequeña se llamaba asi, no hallowen), como era costumbre de los mayores, ese dia tocaba ir al cementerio. Yo no queria, no necesitaba ir a sus tumbas para acordarme de ellos. Nunca me ha hecho falta, me acordaba todos los dias(y lo sigo haciendo). Realmente no recuerdo que pasó ese dia, pero al final fui con mi madre y mi querida tia al cementerio(Lo de querida lo digo en serio, la quiero un monton, pero ese dia...). El dia estaba siniestro, gris y hacia frio. Agarraba muy fuerte las manos de mi tia y de mi madre. Estaba asustada. Yo iba mirando al suelo, intentando no pisar ninguna tumba, ni mirar las fotos de la gente que estaba enterrada...el pánico me invadia. De repente, volví al mundo y mi tia se dirigió a mi: Te imaginas que hayan enterrado a alguien vivo?muchos ataudes cuando se abren despues de un tiempo, tienen arañazos desde dentro, porque "los muertos" han intentado huir. Y yo me pregunto, ¿en que momento se le pasa a un adulto por la cabeza decirle eso a una niña de 8 años, que se le acaban de morir 3 familiares, y esta acojonadisima en el cementerio agarrandose de tu mano fuertemente?No lo sé, no sé que es lo que impulso a mi tia a decirme tal cosa. Pero algo está claro, desde aquel comentario, mi vida no fue la misma. Por las noches no podia dormir, y cuando lo hacia, soñaba que mientras estaba dormida, me metian en un ataud porque estaba muerta...y me despertaba en el ataud gritando, y nadie me escuchaba. Gracias tita por tan sutil trauma. No es que durmiera con la luz encendida, porque me molestaba, pero tenia que dejar la persiana por lo menos con los boquetitos abiertos, q se viera un minimo rayo de luz. El miedo a la muerte, se transofrmo en curiosidad, y pronto me empece a interesar por las diversas causas de la muerte, y quien investigaba aquello. Supongo que ahi supe lo que era la profesion "forense". Mi interes seguia creciendo, y un dia, por arte de magia, llego otro libro que me termino de marcar en ese aspecto, "Contagio", de Robin Cook. Era el libro mas gordo que habia cogido en mi corta vida, no tarde ni dos noches en leermelo. Lo devoraba con tal ansia, que dormia 2 o 3 horas. Adiccion total. A partir de ese momento, mi sueño era ser medico forense. Encuentras respuestas a los porque, a tantos y tantos porques que se me han pasado en la cabeza tantas y tantas veces. Y a partir de ahí, super yo tambien responder a los porqués.

No hay comentarios: