Se ha producido un error en este gadget.

22 jun. 2010

Entre humo y distancia


Un mensaje:-Recoge mi moto, porfa, esta en el aparcamiento.Ten cuidado, te quiero.-
Sonries y te acercas al aparcamiento. Allí está. Reluciente, roja. Suspiras, y te montas.
Te acercas a la caseta de seguridad, y le pides a tu compañero que vigile tu coche, que a la noche vienes a recogerlo.
Te mira distraido y te dice que si. Genial.
El acelerador hace su estruendoso sonido, y acto seguido, levanta algo de polvo en el aire,
perdiendote así entre humo y distancia.
Al principio te tiemblan un poco las piernas, tú estas acostumbrada a ir detras, con tu cabeza apoyada en su espalda, y agarrada a su cintura. Pero una ola de valentia te llama.
Aceleras, dejas atras una rotonda donde te han pitado por meterte sin mirar. Insultas al aire, pero no frenas.
Te pierdes entre señales de "Central Térmica", "Palmones", "Guadiaro"... Ves un camino alejado, por el bosque, y decides meterte por alli. El sonido de la vespa, despierta al bosque. Te paras, abres tu mochila, y encidendes un cigarro. Escuchas el rio cerca, y te vas hacia el, guiada por su sonido reljante. Llegas al borde del rio, hace calor, y metes los pies. Se esta en la gloria.
Suena el movil: nena, donde estas?
perdona cariño, estoy en el rio del bosque, ya voy...tardo 2 minutos.
El sonido del acelerador de la vespa se queda como eco en la tranquilidad del bosque, y en un minuto, llegas a tu destino.
Me ha sobrado un minuto...Me tienes que compensar. Te sonrie, y le devuelves la sonrisa. Su mano agarra tu cintura, y te besa.
Entre el maravilloso momento, empiezas a escuchar una musiquilla conocida, aunque no la situas. Abres los ojos.
Mierda...el despertador.

No hay comentarios: