Se ha producido un error en este gadget.

5 oct. 2013

Carne y hueso...

María quería volver a besar esos labios, esos que invitan a moderlos, a pasarse todo el día cerca de ellos, a derretirse por un beso en el cuello, un abrazo por detrás. Una excusa para rozarle. 
Si, todo aquello era verdad.
Pero le daba tanto miedo, que se comportaba como una verdadera cría. No. Corrijo. Se comportaron como críos. Como dos payasos[y eso le encantó], ansiosos por tocarse, besarse...
Y ya, las palabras que la volvieron loca fueron: Podría pasarme así todo el día...
[Y yo también, pensó María]
Pero no podia decirselo... no le salian las palabras..y le volvió a dejar escapar. Pero ella quería que TU supieras que iba a ser la ultima vez. La proxima, no podria aguantarse. 

No hay comentarios: