Se ha producido un error en este gadget.

16 oct. 2013

María no podía ponerle una fecha concreta a su comienzo. Hace cuanto...5, 6 años? Quizás eran muchos más, la cabeza de María ya no daba para tanto.
Era increíble como una sola persona podía hacerle sentir tantas sensaciones a la vez. Y encima, alguien a quien no conocía del todo. Cuanto era? Un 5 ó un 10%, como mucho.
Y que? Que manía por querer conocer el resto...
La mente de María no paraba de dar vueltas, era todo tan extraño, tan complicado.
Ojalá hubiera cosas que pudiéramos controlar, seguro que así todo sería mucho más fácil.
Pero, volviendo a la realidad, no era así. Y María se sentía cada vez mas pequeña, y todo aquello estaba empezando a poder con ella. Ella quería sentirse libre para hacer lo que su corazón le decía; o tal vez no era su corazón, tal vez era su mente, o su inconsciencia, o su...llámalo como quieras.
La cuestión es que María estaba empezando a perder la cabeza (quizás esa fuera la mejor solución). No quería que nadie sufriera, si había alguien que debía sufrir por todo aquello (al fin y al cabo, era culpa suya), era ella.

No hay comentarios: